Open/Close Menu Attorney at Law
Accidentes, Defensa Criminal y Negligencia Médica

En el articulo anterior, comenzamos nuestra charla sobre los daños cerebrales que le pueden ocurrir a una persona que se vea envuelta en un accidente de automóvil, una caída o si es víctima de negligencia médica.  En este articulo, continuaremos explicando este interesante tema.

Como explicamos ayer, cuando ocurre una lesión cerebral, las funciones de las neuronas, los caminos de los nervios y las secciones individuales del cerebro pueden ser seriamente afectadas.  Si las neuronas y los tractos de los nervios se afectan, entonces estas neuronas no podrán comunicarse y tendrán dificultad en transportar los mensajes que le instruyen al cerebro que debe hacer.  Esto puede cambiar la manera en que tú  piensas, actúas, sientes y mueves tu cuerpo.

El daño cerebral también puede afectar tus funciones internas del cuerpo tales como la temperatura corporal, presión arterial y el control de tus necesidades básicas de la vejiga e intestinos; o sea, puedes perder el control y tener que usar pañales.  ¡Como lo oyes!  Estos cambios pueden ser temporeros o también permanentes y pueden causar una completa inhabilidad para realizar cualquier función.  ¡Esto es horrible!

Un daño traumático al cerebro ocurre cuando alguna fuerza impacta la cabeza con  suficiente fuerza para causar que el cerebro se mueva dentro del cráneo o causar que el cráneo se fracture, directamente afectando el cerebro.  Un impacto directo a la cabeza puede ser lo suficientemente fuerte para ocasionar daños al cerebro dentro del cráneo.  Este tipo de daño comúnmente se ve en accidentes de tránsito, disparos, caídas, violencia física y en la práctica de algunos deportes.  Por otro lado, la rápida aceleración y desaceleración de la cabeza, que ocasiona el “whiplash”, puede forzar que el cerebro se mueva dentro del cráneo separando las fibras nerviosas causando así daño a las neuronas.  Esto también se ve en casos de accidentes de auto, violencia física y en casos de síndrome del bebé sacudido, el famoso “shaken baby syndrome”.

Daños cerebrales ocasionan serios problemas.  Por ende, si te ves envuelto en un accidente donde han ocurridos daños cerebrales, es importante que contrates un abogado con experiencia en estos asuntos.  El abogado tiene que saber lo que está haciendo y no todos están capacitados para trabajar estos casos.  ¡Pregunta!  ¡Asesórate!  De lo contrario, tu reclamación se podría ver seriamente afectada.

Orientate, y si tienes alguna duda, contáctate con nosotros.
Orlando: (407) 898-4000 Puerto Rico: (787) 395-7914

Ricardo R. Pesquera 2020 All Rights Reserved. Powered by Creative Maze

logo-footer