Accidentes, Defensa Criminal y Negligencia Médica

La Corte Suprema de los Estados Unidos ha reconocido un privilegio de confidencialidad entre el pastor y su feligrés. La Corte reconoció la necesidad humana de revelar a un consejero espiritual, en total y absoluta confianza, lo que entiende ser actos en contra de la ley o de su religión para recibir consuelo y consejo espiritual. Este privilegio surge del sello de confesión que se requiere bajo la religión Católica y un sacerdote católico está impedido de revelar información que se descubra durante el proceso de confesión, a menos que el feligrés se lo permita.

La comunicación entre dicho consejero y el feligrés será de carácter confidencial y no podrá ser divulgada a persona alguna. El feligrés tiene el privilegio de rehusarse a descubrir la comunicación y además prevenir que el consejero revele aquellas comunicaciones hechas a él o ella.

Por lo tanto, cuando busque consejería espiritual hágalo libremente ya que todo lo que diga no podrá ser revelado.

Será hasta la próxima. Que pasen una bonita semana.

Ricardo R. Pesquera 2020 All Rights Reserved. Powered by Creative Maze

logo-footer