Accidentes, Defensa Criminal y Negligencia Médica

Si usted acostumbra manejar un automóvil después de haber ingerido alcohol, tenga cuidado. La ley provee penas severas y no sólo le costará mucho dinero, sino posiblemente su libertad.

Asumiendo que nadie haya sufrido algún daño, la sentencia mínima es la siguiente:

  1. Probatoria por un (1) año. Todos los meses se tendrá que reportar a un oficial y pagarle $50.00;
  2. Completar el curso de contra-ataque. Esto consume de su tiempo y cuesta aproximadamente $350.00;
  3. Multa de $250.00 más costas de corte. Esto totaliza aproximadamente unos $578.00;
  4. 50 horas de servicio comunitario;
  5. Evaluación y tratamiento de ser necesario;
  6. Suspensión de licencia por un período de seis (6) meses; y,
  7. Inmobilización del auto por un período de diez (10) días.

Francamente, no vale la pena. Evite problemas. Como dice el dicho: Si bebe, no maneje. Si maneja, no beba.

Será hasta la próxima. Que pasen una bonita semana.

Ricardo R. Pesquera 2022 All Rights Reserved. Powered by Creative Maze

logo-footer