Accidentes, Defensa Criminal y Negligencia Médica

Si eres víctima de un accidente de automóvil, negligencia médica o alguna caída, posiblemente tengas derecho a someter una reclamación de daños; o sea, solicitar dinero en compensación de tus daños, y para esto procederás a contratar un abogado que te represente.  Antes de firmar un contrato de representación es sumamente importante y debes también exigir que el abogado te explique ciertos derechos que tienes como posible cliente.  Repito, no firmes nada hasta que el contrato sea explicado.  Algunos de esos derechos son los siguientes:

Primero:  Cualquier contrato de honorarios tiene que ser por escrito y tú tienes tres (3) días laborales para considerarlo. Este contrato se puede cancelar por cualquier razón, no importa la que sea, informándole a tu abogado por escrito; repito, por escrito, dentro de tres (3) días laborales después de haberlo firmado. Si te retiras del contrato dentro de los primeros tres (3) días laborales, no le vas a deber honorarios de abogado alguno aunque sí puedes ser responsable por solamente los gastos incurridos por el abogado durante ese tiempo. Si tu abogado comienza a representarte, éste no se puede retirar del caso sin que te haya dado aviso, entregándote los papeles necesarios, y dándote tiempo suficiente para contratar otro abogado. Con frecuencia, tu abogado deberá obtener aprobación de la corte con anterioridad a retirarse de un caso.  De lo contrario, es posible que no lo pueda hacer a menos que tú lo despidas;

Segundo:  Antes de contratar a un abogado, tienes derecho a que te informen la educación, entrenamiento, y experiencia de dicho abogado.  Esto es importante y debes exigir que esto se haga ya que muchos abogados no tienen suficiente experiencia y lo que hacen es referir tu caso para ellos recibir una comisión por simplemente referir el caso.  De hecho, hay abogados hispanos que se anuncian por televisión y radio y esto es exactamente lo que hacen.  El abogado además debe prestarte información del entrenamiento especial o conocimiento que tiene y darte esta información por escrito si tú así la pides;

Tercero: Tú tienes derecho a saber, con anterioridad a contratar un abogado, cómo se pagarán los gastos y honorarios judiciales al concluir el caso. Tu abogado debe darte además un estimado razonable sobre los gastos futuros e  informarte periódicamente sobre cuánto dinero se ha gastado en tu caso;

Cuarto:  Tienes derecho a preguntar qué posible circunstancias adversas puedes sufrir si pierdes el caso.   Muchos abogados no te informan esto.  Esto puede incluir el tener que pagar a tu abogado por los gastos así como los honorarios de abogado de la otra parte.  Por eso, es sumamente importante;

Quinto:  Tienes derecho a recibir y aprobar una declaración de cierre al concluir el caso antes de pagar cualquier cantidad de dinero. La declaración debe incluir todos los detalles financieros del caso incluyendo la suma recuperada, gastos y una declaración exacta de los honorarios de tu abogado;

Sexto:  Tienes derecho a preguntarle regularmente a tu abogado cómo avanza el caso y el status del mismo.  Aunque se moleste, exige que esto se haga.  Como cliente tienes derecho a saber lo que está pasando;

Séptimo:  Por último, el cliente es el que toma la determinación final de si se llega a un acuerdo o transacción.  Tu abogado tiene que informarte de todas las ofertas que se hagan y hacerte una recomendación para que tú así tomes una decisión inteligente e informada.  De no estar de acuerdo, no tienes que aceptarla.

Para concluir, tú debes sentirte a gusto con el abogado que contrates.  Llámalo, siéntate con él y discute el caso.  No te sientas intimidado y exige que el trabajo se haga profesionalmente.  Te aseguro que de esa manera tendrás una buena experiencia y tu caso concluirá de manera satisfactoria.

Ricardo R. Pesquera 2022 All Rights Reserved. Powered by Creative Maze

logo-footer